Gemas Naturales y de Laboratorio

Gemas Naturales

En gemología, en el comercio de gemas en general, cuando nombramos una gema y no especificamos ningún apellido se sobreentiende que estamos hablando de una gema natural. Por ejemplo, si menciono una sortija de zafiro con diamantes, está explícito que el zafiro y los diamantes son naturales. Cuando decimos naturales nos referimos a que son gemas que ha producido la naturaleza y que el hombre solo ha intervenido para extraerlas y tallarlas.

Según la Normativa CIBJO para el comercio de piedras de color, hablando de gemas naturales incluso se admite que hayan tenido un tratamiento de calor para mejorar sensiblemente su tono de color y no se necesita especificar, al igual que las esmeraldas que están tratadas con relleno de aceite de cedro incoloro.

Pero si esas gemas naturales han sido tratadas por tinción, por relleno, por recubrimiento, por difusión, por aceite coloreado, por resinas sintéticas, etc. hay que mencionarlo claramente, por ejemplo, "sortija de zafiro tratado con relleno de vidrio y diamantes", queda claro que los diamantes son naturales y que el zafiro, aunque natural ha sido manipulado considerablemente.

Gema de Laboratorio

Cuando hablamos de gemas sintéticas, nos referimos a piedras que ha fabricado el hombre en un laboratorio reproduciendo las mismas condiciones que la madre naturaleza, de tal manera que una gema sintética tiene el mismo color, la misma composición química, la misma dureza, el mismo índice de refracción y densidad que su equivalente natural y características ópticas y físicas similares.

Cuando se comercia con estas gemas, la Normativa CIBJO para el comercio de piedras de color es muy clara indicando que se debe de decir claramente el apellido "laboratorio", por ejemplo "un collar de zafiros de laboratorio y diamantes", entendiendo que el zafiro no es natural y los diamantes si. Ya es una práctica habitual que algunas gemas de laboratorio, además se traten para asemejarlas mas todavía a las naturales, creándoles fisuras y rellenándolas, por ejemplo. En estos casos la Normativa es muy concreta en aplicar el término "laboratorio" dejando para las certificaciones de los laboratorios y gemólogos que mencionen además los tratamientos.

 

Este texto es una adaptación del artículo sobre gemas en goldandtime.org

Regresar al blog

Deja un comentario